Pensamiento milliennial a cualquier edad


Que si los millennials esto, que si los millennials aquello. Todo mundo habla del tema; todos opinan y emiten teorías, menos ellos. Siempre que nos referimos a individuos de un nicho generacional, lo hacemos relacionando los “años” que cubren sus nacimientos. Por acuerdo entre expertos, (entre ellos la Dra. Jean M. Twenge de la Universidad Estatal de San Diego, con su libro: “Generation Me”), las generaciones y sus correspondientes denominaciones, cubren ciertos espacios de tiempo:

La generación denominada “Baby Boomers” (BB) o generación de la postguerra, a la cual yo pertenezco, abarca a todos aquellos nacidos del 46 al 64. La precedió la generación llamada “tradicionales” que vivió durante la misma guerra. La generación “X” está formada por los nacidos entre los años 65 a 80 y son considerados progenitores de la siguiente generación nacida entre 1981 y 2000, también conocida como “Y” o milliennials. A ella, ¡aunque usted no lo crea!, le sigue la generación “Z” misma que contempla a los chavos nacidos en este siglo y que ya alcanzan los 14 y 15 años de edad. Vale la pena mencionar que estos chicos, dada la oferta informatica, cuentan con opiniones diferenciadas de sus predecesores menos jóvenes.

Como mencionaba al inicio, todo lo anterior se basa estadísticamente en “la edad biológica del universo determinado” y no en la edad mental. Si se nace en un específico espacio de tiempo, un individuo es catalogado en un específico estilo de pensamiento y comportamiento. De tal suerte que, por ejemplo, si se pertenece a la generación BB, supuestamente el pensamiento del sujeto se encuentra más ubicado al apego de las normas, la fidelidad y entrega al trabajo (aunque no al sacrificio), comprensión de la jerarquía y el orden (aunque con soltura), la familia, el bienvivir y las vacaciones. Si una persona nace previo o durante la segunda gran guerra, se presupone que ha sido una persona orientada al trabajo y al sacrificio, reacio al cambio, orientado al respeto social y valores ancestrales, apegado a la ascendencia familiar, orientado al ahorro para el retiro y proclive a la formalidad más que a la diversión. La generación “X” o Sandwich, 65-80, nace en un periodo nuevamente convulso de la humanidad mismo que reta lo establecido. Esta generación se forma en un coloide de crisis económicas, movimientos sociales, laborales y estudiantiles, oferta licenciosa de alucinógenos, cambio de paradigmas de vida laboral y una fuerte repostulacion de valores tradicionales como él matrimonio. Ya para el fin del siglo veinte, llega una generación necesitada del reconocimiento inmediato (mismo que al no obtenerlo lo percibe como fracaso instantáneo) que, junto con una visión autónoma de la jornada laboral que les catapulta como empresarios y la necesidad de rápido logro profesional, parecieran ir a contrapelo de todo lo anterior. Hablamos, por supuesto, de los ingredientes supuestamente presentes en los millennial: la apremiante necesidad de individualidad compartida (con otros y sin otros) en lo profesional, el respeto a una agenda propia con horarios asíncronos y un oculto desinterés hacia la autoridad, los espacios físicos oficinísticos y la normatividad. Estos chicos parecen poner en jaque a las empresas que requieren de personal fresco. Las compañías dirigidas por generaciones BB y “X”, nos entienden el porqué muchos millennials no brincan de gusto ante la oferta de un trabajo estable y remunerado de manera justa y se frustran.

Sin embargo, decía yo, todo se basa en supuestos que llevan a etiquetamientos relacionados con las fechas de nacimiento y me pregunto. ¿Qué pasa con la edad mental y/o el pensamiento atrevido y progresivo tipo millennial en contraposición a la edad física?. Yo, junto con muchas personas coetáneas mías considero que estos segmentos estadísticos, si bien están probados y ayudan a entender y permiten estudiar y hacer estrategias mercadológicas, dejan de lado un universo poblacional cuyo pensamiento y comportamiento escapa de los postulados aglutinantes anteriores. Se puede tener un pensamiento millennial a cualquier edad y un pensamiento tradicional a cualquier edad también. La exposición de generaciones anteriores a los retos del presente, la constante disyuntiva laboral, la apertura de pensamiento y la disponibilidad al cambio, les llevan por caminos generacionales paralelos. Padres e hijos que se entienden perfectamente unidos por una mente millennial. Personas de diferentes generaciones trabajando juntos en ambientes de respeto generacional existen hoy. Si bien la mercadotecnia debe de estudiar a las generaciones para hacer estrategias, también debería estudiar a los “First Trenders” entre los “X”, los tradicionales y los “BB” ya que, ¡a diferencia de los millennials catalogados por la edad, estos últimos poseen también una mentalidad millennial, sin embargo, con recursos para financiar sus locuras.

Origen: Pensamiento milliennial a cualquier edad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: