La soledad aumenta 14% riesgo de muerte prematura y debilita el sistema inmunológico


Una investigación conjunta de universidades de Chicago y California, concluye que la soledad está más allá de tener consecuencias psicológicas y que las tiene también fisiológicas particularmente en las personas de mayor edad.

Foto: Pixabay.

Las conclusiones del trabajo que aparecen publicadas en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de EE.UU., apuntan que el conocimiento del aislamiento social como un riesgo para la salud se conocen desde hace mucho tiempo, pero que su relación directa con fenómenos fisiológicos hasta ahora no estaba cuantificada.

Los vínculos entre los componentes genéticos de los glóbulos blancos de la sangre y la condición de aislamiento de las personas, aparecen en una relación casi directa, lo que ha permitido desarrollar la descripción del fenómeno  que se ha denominado “respuesta transcripcional a la adversidad conservada”.

Las modificaciones afectan la respuesta inmune de los glóbulos blancos, tanto en la faz preventiva, como en el combate a afecciones declaradas.

“La expresión genética de los leucocitos y la soledad parecen tener una relación recíproca, lo cual permite suponer que cada una pueda ayudar a potenciar a la otra a lo largo del tiempo”, establece la investigación.
La relación del fenómeno está acorde con la edad y las personas más añosas con las que mayores riesgos corren de que la soledad incida en sus ya sensibles condiciones de salud. Por encima de los 65 años las posibilidades de fallecimiento en personas solitarias se incrementaron hasta un 14% en relación con quienes vivían en pareja.

Confirma varios trabajos anteriores

La asociación de la soledad con algunas enfermedades más allá de patologías sicológicas, ha abarcado con anterioridad otros aspectos similares.

Estudios epidemiológicos han demostrado que los casados son más longevos y llevan una vida más saludable que los solteros, divorciados o viudos de similares edades. En esa línea, todo apunta que la mutua compañía, el reconocimiento de la vida en común con sus obligaciones y apoyos, significa un aporte importante a lo saudable.

Otro tanto ocurre con las personas que tienen responsabilidades de corte familiar a edad avanzada: suelen ser mucho más cuidados son sus ingestas de todo tipo, priorizan abstenerse de alcohol y drogas e incluso limitan al máximo las situaciones de riesgo.

La ciencia apunta en esa línea al conocimiento de que las condiciones físicas pueden ser respuesta directa a las emocionales que a su vez tienen origen en situaciones del entorno.

La nueva publicación apunta además a reforzar una hipótesis cada vez más consolidada que renueva los postulados de la teoría de la evolución darwiniana: los mecanismos evolutivos funcionan más en función de cooperación que de competencia, y en el caso humano, la supervivencia como especie podría estar más vinculada a la capacidad de socializar que a la de vencer.

Origen: La soledad aumenta 14% riesgo de muerte prematura y debilita el sistema inmunológico

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: