Saga Falabella, una empresa que apuesta por la formación profesional de sus colaboradores


Aptitus por G de Gestión. Saga Falabella hoy cuenta con más de 7,000 colaboradores, más de US$ 1.000 millones facturados y utilidades netas superiores a los US$ 50 millones.

(Foto: Miguel José Flores)

En el 2005, cuando Felipe Flores, gerente de RR.HH. de Saga Falabella, llegó a asumir el cargo de gerente de recursos humanos, venía de liderar la gerencia general en otra empresa y la gerencia de recursos humanos en una importante trasnacional de consumo masivo. En esos años, Saga Falabella contaba con 2.300 trabajadores, facturaba US$ 230 millones y llegaban a utilidades netas alrededor de los US$ 3 millones.

Hoy cuentan con más de 7,000 colaboradores, más de US$ 1.000 millones facturados y utilidades netas superiores a los US$ 50 millones. Sin duda, ha sido una década de crecimiento, pero también de retos para la empresa.

“Hace diez años, entré en la empresa y quien me hizo entender el negocio de retail fue Juan Xavier Roca, presidente ejecutivo de Falabella Perú. Eso me sirvió de base para diseñar una gestión que acompañe y lidere temas dentro del negocio”, explica Flores.

Apuesta por la formación
Cuando entró a la empresa, Flores y su equipo plantearon una meta más que desafiante: ser la empresa más justa, más digna y más humana del país.

“Si bien es cierto que somos un negocio orientado a resultados y de detalles, sabemos que nuestro estilo de liderazgo tiene cuatro palabras clave que nos ayudaron a lograrlo: conocer a nuestra gente y escucharla, motivarlos, además de buscar algo fundamental y de lo que pocas empresas hablan, que es quererlos: en Saga Falabella no admitimos a gente que no quiera a su gente.

Finalmente, la cuarta palabra es exigirles. Sentimos que somos como un buen padre de familia para nuestra gente. Eso lo hemos desarrollado en estos más de 10 años”, explica.

La empresa ha mantenido su esencia y ADN en su cultura. “Hemos sido proclives a la formación de cuadros. Por momentos se nos agotan, pero hemos visto crecer a muchas personas dentro de la empresa: reponedores, vendedores, hasta gerentes de tienda o gerentes de Saga Falabella que hoy son gerentes de alguna empresa del grupo”, explica.

Hoy cuentan con programas de capacitación, como el Programa de Jefe de Ventas Trainee, en el que cada cuatro meses postulan personas de diferentes tiendas, toman exámenes y quienes aprueban pasan a programas de formación de jefes. “Tenemos varias promociones que nos han permitido continuar con este crecimiento para todos y todas”, explica Flores, recalcando que no quiere decir que no incorporen, también, personas externas a la organización.

Asimismo, cuentan con un diplomado para los líderes de la organización y con el programa Liderarte, dirigido a los vendedores estrella de la compañía. “Algunos hoy están listos para ser jefes y otros forman parte del staff de grandes capacitadores de la fuerza de ventas de la organización. Nos nutrimos mucho de eso: de las habilidades de cada persona”, agrega Flores.

Según explica, uno de los factores más positivos dentro de la organización es la fidelidad de su gente: “La esencia organizacional de Saga es impresionante. La competencia sabe muy bien lo difícil que es poder llevarse gente de nuestra empresa. Hemos mantenido la identidad con la organización, tenemos herramientas de retención también con posiciones clave, y somos agresivos con la compensación variable, pero creo que la gente no se queda solo por la compensación, sino también por el trato y la posibilidad que tienen de desarrollo”.

Para Flores, la posibilidad de movilidad dentro del grupo y fuera del país también es un factor que atrae el talento. “Uno puede ser el gerente general de su propio desarrollo”, señala.

Verde Navidad
“Vivir una Navidad aquí es casi como una fábrica de hacer realidad los sueños de mucha gente”, comenta Flores. “En Navidad, vienen a nuestras tiendas cientos de miles de personas. A veces, esperan y llegan antes de que abramos y no quieren que cerremos”, añade. Eso implica una fuerza adicional en piso y ventas para atender de manera adecuada todos los años. Por ello, solo por campaña navideña contratan 1.000 personas adicionales que cubren puestos de reponedores, empaquetadores o ventas.

“Tienen una inducción más breve y son multifunciones. Este grupo representa un 15% o 18% de colaboradores de la empresa”.

Justamente, en Saga Falabella, los vendedores son clave dentro de la gestión, ya que son la cara hacia el cliente. “Este año cambiamos su sistema de salario. Les ofrecimos un fijo más alto y un premio por cumplimiento de cuota. Diseñamos el programa y tomamos una extraordinaria decisión: que sea voluntario”, explica. Así, la gerencia general, comercial y de gestión humana visitó cada tienda a nivel nacional para exponerles el programa.

Hoy el 96% de vendedores de Saga Falabella se encuentran bajo este nuevo sistema. Sin duda, son diez años de muchas historias y retos, y Flores sabe que vendrán más retos, pero los espera con gusto. “La mirada al próximo año es empezar a fortalecer las compras por internet, y, desde nuestra área, acompañar al negocio a repuntar en esa línea con importante talento humano también”, finaliza.

Origen: Saga Falabella, una empresa que apuesta por la formación profesional de sus colaboradores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: